Connect with us

Curiosidades

¿A qué edad empiezas a oler a viejito? Un análisis científico del “olor a anciano”

Published

on

Enviar Por:

El envejecimiento es un proceso natural que todos experimentamos, y con él vienen una serie de cambios tanto físicos como químicos en nuestros cuerpos. Uno de los aspectos menos discutidos, pero curiosamente intrigantes, es el “olor a anciano”. Este fenómeno, conocido científicamente como “nonenal”, ha sido objeto de estudio en las últimas décadas. ¿Pero a qué edad realmente comenzamos a oler a viejito? Vamos a desentrañar este misterio con la ayuda de la ciencia.

El Origen del Nonenal

El término “nonenal” se refiere a una sustancia química específica, el 2-nonenal, que es responsable del olor característico asociado con las personas mayores. Este compuesto fue identificado por primera vez en estudios realizados en Japón a principios de los años 2000. Según una investigación publicada en el Journal of Investigative Dermatology en 2001, el 2-nonenal es producto de la oxidación de ciertos ácidos grasos insaturados presentes en la piel.

¿A qué Edad Comienza a Manifestarse?

El nonenal comienza a ser perceptible en torno a los 40 años, pero se vuelve más pronunciado a partir de los 60. Un estudio de 2012 realizado por el Instituto de Investigación Shiseido en Yokohama, Japón, encontró que la producción de 2-nonenal aumenta significativamente en la piel de las personas mayores, especialmente en áreas como el cuello y la espalda. Los investigadores sugieren que este aumento está relacionado con cambios hormonales y una disminución en la capacidad antioxidante de la piel.

Factores Contribuyentes

Además del envejecimiento natural, hay otros factores que pueden influir en la producción de nonenal. El estilo de vida, la dieta y la higiene personal juegan roles cruciales. Por ejemplo, una dieta rica en antioxidantes puede ayudar a reducir la oxidación de los ácidos grasos en la piel, potencialmente disminuyendo la producción de nonenal.

¿Es Evitable?

Aunque no se puede detener el proceso de envejecimiento, ciertos hábitos pueden minimizar la producción de nonenal. Mantener una buena higiene personal, usar productos de cuidado de la piel con propiedades antioxidantes y llevar una dieta balanceada pueden ser estrategias efectivas. Además, algunos estudios sugieren que el uso regular de jabones y lociones con ingredientes desodorantes específicos puede ayudar a neutralizar el olor.

Conclusión

El “olor a anciano” es un fenómeno científico con raíces en cambios bioquímicos que ocurren en nuestra piel a medida que envejecemos. Aunque comienza a manifestarse alrededor de los 40 años y se vuelve más notable a partir de los 60, hay medidas que podemos tomar para gestionarlo. Al comprender los mecanismos detrás del nonenal, podemos abordar este aspecto del envejecimiento con mayor conocimiento y preparación.

Para aquellos interesados en profundizar en el tema, se recomienda revisar estudios como “2-Nonenal in Aged Human Body Odor” publicado en el Journal of Investigative Dermatology y otros trabajos del Instituto de Investigación Shiseido.


Fuentes:

  1. Haze, S., Gozu, Y., Nakamura, S., Kohno, Y., & Sawano, K. (2001). 2-Nonenal newly found in human body odor tends to increase with aging. Journal of Investigative Dermatology, 116(4), 520-524.
  2. Shiseido Research Institute. (2012). Aging and Body Odor: The Role of 2-Nonenal. Yokohama, Japón.

Por: Abimael Arana Monje.

Más leídas