Connect with us
Congreso del Estado de Michoacán

Michoacán

Ser infiel ya no es un delito en México: ¿Qué implica esta decisión?

Published

on

Enviar Por:


México.- ¿Sabías que hasta hace poco algunos códigos penales estatales en México consideraban al adulterio como un delito? Esto significa que las personas que engañaban a sus parejas podían ser castigadas con multas o incluso cárcel. Sin embargo, esta situación cambió desde el año 2000, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional esta figura jurídica.


Así lo explicó el ministro Arturo Zaldívar en su cuenta de TikTok, donde respondió a la pregunta de si ser infiel es un delito o no. El ministro afirmó que “ser infiel ya no es un delito” y que la fidelidad es un tema de dos o más personas, según el tipo de relación que tengan. Por lo tanto, el Estado no tiene por qué intervenir en estos asuntos privados.

¿Qué implica esta decisión para las parejas mexicanas? Según el ministro Zaldívar, esto significa que las personas tienen mayor libertad para decidir cómo quieren vivir su sexualidad y su afectividad, siempre y cuando respeten los derechos y los sentimientos de sus parejas. También implica que las personas tienen mayor responsabilidad para comunicarse con sus parejas y establecer acuerdos sobre lo que esperan y aceptan en su relación.

Además, el ministro Zaldívar señaló que la infidelidad ya no es una causa suficiente para solicitar el divorcio necesario o sin consentimiento de la otra parte. Ahora las parejas pueden optar por el divorcio voluntario o incausado, sin tener que demostrar ninguna falta o motivo. Esto facilita el proceso de separación y evita conflictos innecesarios.

Sin embargo, esto no significa que la infidelidad no tenga consecuencias legales en otros aspectos. Por ejemplo, si una persona engaña a su pareja y contrae una enfermedad de transmisión sexual (ETS), podría ser demandada por daño moral o patrimonial. Asimismo, si una persona tiene hijos fuera del matrimonio y no los reconoce ni les da pensión alimenticia, podría ser demandada por incumplimiento de obligaciones familiares.

En conclusión, ser infiel ya no es un delito en México, pero sí implica una serie de responsabilidades personales y sociales. Por eso, lo más recomendable es actuar con honestidad, respeto y tolerancia hacia nuestras parejas y hacia nosotros mismos.

Por: Abimael Arana Monje.

Más leídas