Connect with us
Congreso del Estado de Michoacán

Curiosidades

¿Por qué no nos caemos de la cama? La ciencia nos lo explica

Published

on

Enviar Por:

Es una pregunta que nos hemos hecho todos alguna vez. Después de todo, dormimos durante un tercio de nuestras vidas, y durante ese tiempo nuestro cuerpo está inmóvil. ¿Cómo es posible que no nos cagamos de la cama?

La respuesta tiene que ver con dos factores principales: la propiocepción y la atonía muscular.

**Propiocepción**

La propiocepción es la capacidad de nuestro cuerpo para saber dónde están nuestras extremidades y nuestro cuerpo en el espacio. Se basa en una red de receptores sensoriales que se encuentran en los músculos, tendones y articulaciones. Estos receptores envían información al cerebro, que la utiliza para mantener el equilibrio y la postura.

Cuando dormimos, la propiocepción sigue funcionando, aunque de forma más limitada. Esto nos permite movernos con cierta libertad en la cama, pero también nos ayuda a evitar caernos.



**Atonía muscular**

Durante el sueño, la actividad muscular se reduce significativamente. Esto se conoce como atonía muscular. La atonía muscular es más pronunciada durante la fase REM del sueño, que es la fase en la que se producen los sueños.

La atonía muscular nos ayuda a evitar caernos de la cama porque nos impide realizar movimientos bruscos o descontrolados.

**Excepciones**

Existen algunas excepciones a la regla de que no nos caemos de la cama al dormir. Por ejemplo, los niños pequeños son más propensos a caerse de la cama que los adultos. Esto se debe a que su propiocepción aún no está completamente desarrollada.

También las personas con ciertas afecciones médicas, como la enfermedad de Parkinson, pueden tener más probabilidades de caerse de la cama durante el sueño.

En general, sin embargo, la mayoría de las personas no se caen de la cama al dormir. Esto se debe a la combinación de la propiocepción y la atonía muscular, que nos ayudan a mantener el equilibrio y la postura durante el sueño.

Más leídas