Connect with us
Congreso del Estado de Michoacán

Curiosidades

¿Qué es la tripofobia y por qué te puede dar miedo ver agujeros?

Published

on

Enviar Por:

La tripofobia es el miedo o repulsión que sienten algunas personas al ver o estar cerca de patrones de figuras geométricas muy juntas, especialmente orificios pequeños y rectángulos muy pequeños. Por ejemplo, los panales de abejas, los hormigueros, las semillas del loto o incluso la piel humana con poros o granos pueden provocar una reacción de ansiedad, asco o pánico en las personas con tripofobia.

¿Qué causa la tripofobia?

La tripofobia no está reconocida oficialmente como un trastorno mental, por lo que no hay una explicación científica definitiva sobre su origen. Sin embargo, algunos investigadores han propuesto que se trata de una respuesta evolutiva que nos alerta de posibles amenazas, como animales venenosos o infecciones cutáneas, que suelen tener patrones similares a los que desencadenan la tripofobia¹².

Otra hipótesis es que la tripofobia se debe a una alteración en el procesamiento visual del cerebro, que hace que estos patrones generen una sensación de malestar o incomodidad. Esto podría estar relacionado con un trastorno obsesivo-compulsivo, una fobia específica o una aversión estética³.

¿Qué síntomas produce la tripofobia?

Las personas que sufren de tripofobia pueden experimentar diferentes síntomas al ver o imaginar los estímulos que les causan miedo o repulsión. Algunos de estos síntomas son:

  • Aumento del ritmo cardíaco y de la presión arterial
  • Sudoración, temblores y escalofríos
  • Náuseas, vómitos y diarrea
  • Mareos, vértigo y desmayos
  • Dolor de cabeza, opresión en el pecho y dificultad para respirar
  • Picazón, cosquilleo o sensación de hormigueo en la piel
  • Ansiedad, angustia y pánico
  • Evitación, huida o rechazo de los estímulos fóbicos
  • Pensamientos negativos, obsesivos o irracionales sobre los estímulos fóbicos

¿Cómo se trata la tripofobia?

La tripofobia puede afectar negativamente a la calidad de vida de las personas que la padecen, interfiriendo en sus actividades cotidianas, sociales o laborales. Por eso, es importante buscar ayuda profesional si se siente un malestar significativo o se tiene dificultad para afrontar esta fobia.

El tratamiento más efectivo para la tripofobia es la terapia cognitivo-conductual, que consiste en identificar y modificar los pensamientos y creencias irracionales que mantienen el miedo, así como exponerse gradualmente a los estímulos fóbicos hasta reducir o eliminar la ansiedad que provocan.

También se pueden utilizar técnicas de relajación, respiración o mindfulness para controlar el estrés y las emociones negativas asociadas a la tripofobia. En algunos casos, se puede recurrir a medicamentos ansiolíticos o antidepresivos para aliviar los síntomas más severos, siempre bajo supervisión médica.

¿Cómo saber si tengo tripofobia?

No todas las personas que sienten cierto rechazo o incomodidad al ver imágenes con agujeros o bultos tienen tripofobia. Para poder diagnosticar esta fobia, es necesario que se cumplan las siguientes condiciones:

  • Que el miedo sea irracional, excesivo y persistente en el tiempo
  • Que el miedo se desencadene con la presencia o la anticipación de los estímulos fóbicos
  • Que el miedo provoque una respuesta de ansiedad clínicamente significativa
  • Que el miedo interfiera en el funcionamiento normal de la persona
  • Que el miedo no se explique mejor por otra condición médica o psicológica

Si crees que puedes tener tripofobia, lo mejor es consultar con un profesional de la salud mental que pueda evaluar tu caso y ofrecerte el tratamiento más adecuado para superar este problema.

Conclusión

La tripofobia es el miedo o repulsión que sienten algunas personas al ver o estar cerca de patrones de figuras geométricas muy juntas, especialmente orificios pequeños y rectángulos muy pequeños. Se cree que se trata de una respuesta evolutiva o de una alteración en el procesamiento visual del cerebro. Los síntomas que produce la tripofobia pueden ser físicos, psicológicos y conductuales, y pueden afectar a la calidad de vida de las personas que la padecen. El tratamiento más efectivo para la tripofobia es la terapia cognitivo-conductual, que ayuda a modificar los pensamientos y creencias irracionales que mantienen el miedo, así como a exponerse gradualmente a los estímulos fóbicos hasta reducir o eliminar la ansiedad que provocan.

Y si quieres saber más sobre otras fobias, te recomendamos visitar estos sitios web:

  • [Fobias.net]: Un portal dedicado a informar sobre las diferentes fobias que existen, sus causas, síntomas y tratamientos.
  • [Psicología-Online]: Una web que ofrece recursos de psicología, salud mental y bienestar emocional, con artículos, tests y cursos sobre diversos temas, incluyendo las fobias.
  • [PsicoActiva]: Una página que ofrece información, ejercicios y juegos de psicología, inteligencia y personalidad, con una sección especial sobre las fobias.

Esperamos que esta información te haya sido útil y te ayude a entender mejor qué es la tripofobia y cómo superarla. Recuerda que si sientes un malestar significativo o tienes dificultad para afrontar esta fobia, lo mejor es buscar ayuda profesional. ¡No estás solo! Hay muchas personas que han logrado vencer sus miedos con el apoyo adecuado. ¡Tú también puedes hacerlo!

Fuentes consultadas:

¹: Cole G.G., Wilkins A.J. (2013). Fear of Holes. Psychological Science 24(10), 1980–1985.
²: Le A.T.D., Cole G.G., Wilkins A.J. (2015). Assessment of trypophobia and an analysis of its visual precipitation. Quarterly Journal of Experimental Psychology 68(11), 2306–2322.
³: Vlok-Barnard M., Stein D.J. (2017). Trypophobia: an investigation of clinical features. Revista Brasileira de Psiquiatria 39(4), 337–341.
: Öst L.G. (2014). The efficacy of Acceptance and Commitment Therapy: An updated systematic review and meta-analysis. Behaviour Research and Therapy 61, 105–121.
: Bandelow B., Michaelis S., Wedekind D. (2017). Treatment of anxiety disorders. Dialogues in Clinical Neuroscience 19(2), 93–107.

Más leídas